Los Sitios cluniacenses,
una herencia única

En la Edad Media, los monjes de Cluny articularon una visión de una sociedad cristiana ideal que paulatinamente fué infundido al conjunto de Europa. Ello dió lugar a la constitución de una muy densa red se sitios multiformes. Un milenio después, encontramos en las mentalidades, los paisajes y el patrimonio arquitectónico de los europeos las huellas de ese fenómeno inédito.

La Federación Europea de Sitios Cluniacenses reúne los lugares que, en Europa, demuestran la extraordinaria radicción de la abadía de Cluny, del siglo X al siglo XVIII. Esta radiación, encarnada por cerca de 2.000 sitios, es espiritual, pero también arquitectónica, artística, económica, política, social… Los monjes de Cluny están en el orígen del nacimiento y del desarrollo de centenares de pueblos y ciudades, desde Portugal a Alemania, desde Escocia a Italia, pasando por Bélgica, Inglaterra, Suiza, España, Francia, e incluso con prolongaciones a Europa central, hasta Jerusalén…

Después de la salida de Cluny de los últimos monjes, en 1.971, la herencia multiforme que ellos nos han legado a través de los años sin que nosotros nos hayamos esforzado por conocer su orígen : los edificios, la planificación de zonas rurales y urbanas, la arquitectura, las esculturas, pinturas, manuscritos y sus ilustraciones, los objetos muebles, la música, los cartularios, consuetudinarios, vidas de santos, sermones, tratados, manuscritos litúrgicos… hasta la fiesta de los Difuntos, inscrita en nuestro calendario el 2 de noviembre e instaurada por Odilón, 5º Abad de Cluny…

Esta herencia cultural, repartida en centenares de lugares, La Federación Europea de Sitios Cluniacenses tiene por misión darla a conocer y ponerla en valor mediante acciones pedagógicas, culturales y turísticas, en colaboración con los investigadores universitarios y colaboradores junto con los municipios y poderes públicos que mantienen una gran parte.

Gran Itinerario Cultural del Consejo de Europa desde 2.005, la Federación Europea de Sitios Cluniacenses, agrupa a su lado a más de 150 colectividades públicas, una cincuentena de asociaciones culturales y turísticas asi como personas privadas.

Estas son las razónes por las cuales un conjunto de colectividades europeas lo han elegido para inscribir el proyecto de una lista « Cluny y los Sitios Cluniacenses » en el Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO.